la fantasia, l'emoció i el disseny… grans idees i obres a partir del talent

Mario Benedetti

 

Mario Benedetti (1920)

Verdadero cronista de su ciudad (Montevideo) y de su tiempo, Benedetti es un prolífero intelectual – aproximadamente 80 títulos publicados – que transíta la critica literaria, el ensayo prolífico, la poesía y, por supuesto, la narrativa. Como apuntó un periodista, a Benedetti sólo “le falta nada más que la ópera”. Sus textos, inteligentes y cálidos, recuperan un país que ha transitado el memorioso recuerdo, el costumbrismo, pero también el dolor de las épocas difíciles de la dictadura. Su popularidad se extiende a todos los ámbitos de habla hispana donde habitualmente es best seller y su lectura de poemas emocionan a miles de espectadores.

Mario Benedetti nació el 14 de septiembre de 1920, en Paso de los Toros, Departamento de Tacuarembó, República Oriental de Uruguay, pero su familia se trasladó a Montevideo cuando sólo tenía cuatro años. De ahí es que se sienta “absolutamente motevideano”. No es de extrañar, entonces, que el espacio privilegiado de su obra de ficción sea Montevideo, y que sus habitantes sean los personajes que lo habitan. La literatura ciudadana es, por lo tanto, el medio que tiene Benedetti para comunicarse con sus lectores que, en la actualidad, no son sólo los hispanoparlantes, sino también de otras lenguas por las abundantes traducciones de sus obras.

4 responses

  1. I m’agrada ANNA.
    I compartir-vos les seves paraules…

    Volia dir-vos a tots que, després d’haver rebut mails sense parar de molts de vosaltres sobre el tancament de TV3
    de vore fotos, noticies, cartells
    i de vore la vostra força, que empeny i que es revolta
    em sent infinitament orgullosa d’aquesta familia conscient i lluitadora
    i volia dir-vos també que, per tot això, i coses que vos amague, vos estime.

    I dir també que de major vull ser com els meus pares i els meus tios.
    Vull no oblidar mai les coses importants, mantindre el seny i la capacitat crítica, i sobretot, ser capaç de reaccionar davant la injustícia. Siga en manifestacions multitudinàries, o siga amb xicotetes aportacions diàries o més bé esporàdiques, en la mesura de les meues possibilitats, encara que només siga de pensament, però mantenint l’esperit despert i sense perdre el nord.

    Sí, vull ser com ells. Els fills de Sant Francesc del segle XXI.

    Gràcies a tots per recordar-me qui sóc, d’on vinc, i cap on he d’anar.

    28 febrer 2011 a les 16:13

    • Anna F.

      Ui, que em pose roja… 😛
      A mi també m’agrades tu. I Lluís Llach. I Al Tall. I Benedetti.

      1 Març 2011 a les 19:56

  2. me

    ALEGRÍA …de Benedetti(y mia).

    Uno tiene DERECHO a la alegría.A veces es humo
    o es niebla o es celaje.Pero detrás de esas demoras ella está esperando.Siempre hay una hendija del ALMA por donde la alegría asoma sus despabiladas pupilas.Entonces el CORAZÓN se vuelve más vivaz,se extrae de su quietud y es casi PÁJARO..(como tú, amiga).
    La alegría sobreviene después de las ausencias,al fin de las NOSTÁLGIAs.Si uno se reencuentra con lo AMADO y su revelación unánime,es lógico que el gozo nos abrace y a uno le vienen ganas de CANTAR..(contigo y tu guitarra).(Aunque no tengamos voz,aunque estemos roncas de angustias pasadas).
    Después de todo la ALEGRÍA es un préstamo,no nos pertenece.Es una locurita,un PREMIO pasajero,pero la disfrutamos como si fuera propia,como un lucro,como una PRIMAVERA de la vida..(de nuestras muchas primaveras).
    Ella se aferra al tiempo,arrastra su poquito de la INFANCIA y se mete soplando en la VEJEZ.
    Semana tras semana,año tras año,la alegría va llenando VACÍOS(nuestros vacíos).
    Hasta que no puede más y se vuelve TRISTEZA..
    (déjala descansar un poquito,mañana cuando leas esto comenzará una nueva primavera).

    2 Març 2011 a les 0:35

  3. CUENTO (extracto)

    Puedo deciros que, algunas tardes, me acerco silenciosamente a un lavadero que hay a las afueras del pueblo, y escucho una dulce canción, notas que se mezclan con el sonido del agua que fluye entre las acequias. Me acerco, sin que noten mi presencia, y escucho la voz del león, flexible y nerviosa que pretende agradar a su compañero; y la voz del pájaro, firme y fuerte, intentando enseñar a su gran amigo. Todavía están ahí, como el primer día en que llegaron, y todavía les escucho, como la primera vez que les oí.

    (Para Merche, Túejar 1997)

    2 Març 2011 a les 10:59

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s